Colesterol total: El colesterol elevado en sangre se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos durante décadas y provoca enfermedad cardíaca o accidente cerebrovascular.

HDL “colesterol bueno”: Un nivel alto de colesterol HDL se considera beneficioso y puede contribuir a reducir el riesgo de aterosclerosis o ataque cardíaco. Se trata de partículas que facilitan el transporte de sustancias liposolubles como el colesterol en sangre.

LDL “colesterol malo”: Los niveles altos de colesterol LDL en sangre se relacionan con aterosclerosis y, por lo tanto, los niveles no deben ser muy elevados.

Triglicéridos: Los triglicéridos son un tipo de grasas (lípidos) que se encuentran en sangre. Sus niveles elevados se relacionan con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular. Para su control es necesario estar en ayunas 9 horas.

Image