Tanto si realizas lactancia materna como artificial, puede haber pequeños problemas como gases, estreñimiento, regurgitaciones, cólicos, insomnio… Ven y te asesoramos.