La piel del cuerpo es diferente a la del rostro y, por tanto, sus necesidades de hidratación y nutrición varían. Los codos, manos, pies y rodillas presentan una piel más resistente. En cambio, en las piernas, glúteos, brazos y vientre se generan pequeños hoyuelos en la superficie de la piel debido a la acumulación de tejido adiposo que provoca la celulitis.

Productos para el cuidado corporal:

  • Gel y/o aceite limpiador: Son necesarios para eliminar impurezas que se van acumulando a lo largo del día.
  • Exfoliantes: Una vez por semana, después de la limpieza recomendamos el uso de exfoliantes ya que contribuyen a eliminar las células muertas, mejorar la textura de la piel y la absorción de los productos que se apliquen posteriormente.
  • Hidratantes: Actúan no tanto por aporte directo de agua a la epidermis, sino que dejan en la superficie y en las capas exteriores de la piel substancias que le ayudan a retener el agua necesaria en su interior.
  • Gel anticelulítico: Estimulan la eliminación de las células adiposas lo que mejora la textura y la elasticidad de la piel además reduce los signos visibles de la celulitis.
  • Protectores solares: Durante la época de verano el cuerpo está más expuesto al sol, lo que es necesario usar cremas con fotoprotección para evitar la aparición de manchas, quemaduras y envejecimiento cutáneo.

La tirantez, la irritabilidad, la descamación y la falta de flexibilidad de la piel generan sensaciones desagradables. Tenemos variedad de productos para cada tipo de piel, con distintas texturas e intensidades de hidratación.

Image